Fundación Pro-Defensa del Derecho a la Educación

septiembre 3, 2015

Mujer que degolló a su hija en Camino Nuevo continúa sin sentencia

Filed under: noticias — prodefensadelaeducacion @ 11:20 am

EL 25 DE AGOSTO DE 2013, UNA NIÑA DE POCOS MINUTOS DE NACIDA FUE ASESINADA CON UNA HOJILLA, EN EL BAÑO DE UNA HUMILDE VIVIENDA DEL CALLEJÓN CAJIGAL, EN EL SECTOR CAMINO NUEVO DE BARCELONA.
La supuesta autora del crimen, quien minutos antes de cometer este acto había depilado sus partes íntimas con la misma arma homicida, no pensó que las contracciones le llegarían en ese momento. La víctima era su hija. Estaba naciendo.
Hoy, a dos años de ese infanticidio, Reina María Manzano Quijada, de 20 años de edad, no ha sido sentenciada por el Tribunal IV de Control, a cargo del juez Eliézer Saldivia, el mismo tribunal que le dictó privativa de libertad tres días después del asesinato, cuando aún estaba recluida en el piso 5 del hospital Luis Razetti de Barcelona, bajo observación por la pérdida de sangre.
Día nublado
El expediente de la joven, que reposa en los archivos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), del municipio Simón Bolívar; certifica, mediante entrevistas formuladas a parientes, que Manzano tenía ilusiones de dar a luz a su primogénita. Sin embargo, algunas suposiciones de algunos allegados indican que, al parecer, ese embarazo fue producto de una violación de la que fue víctima la joven.
“Eso fue lo que nos relataron algunos parientes. Otros decían que la joven no estaba en su sano juicio mental, pero nada de eso se constató a ciencia cierta.
Lo único que repetía Reina Manzano, cuando fue entrevistada, era que ella no quería ir presa”, afirma el jefe del Eje de Homicidios del Cicpc, Robinson Molletón.
Manzano, quien para el momento del homicidio cumplía apenas la mayoría de edad, vivía junto a una tía y su padre en esa vivienda de Camino Nuevo.
La mañana de ese 25 de agosto decidió acicalarse en el baño, cuando unas fuertes contracciones la sorprendieron y le avisaron del parto en medio de su rutina.
Sin pedir ayuda, y sentada entre la poceta y un viejo tobo, dio a luz a su bebé, a la que -cuando comenzó a llorar- ultimó de múltiples cortadas con una hojilla de afeitar y la arrojó en el balde vacío. Así se constató en su expediente.
“Automáticamente, la tía narra en esa oportunidad que ella logra abrir la puerta del baño y observar la dantesca escena, y es cuando procede a llamar a las autoridades”, relata el jefe de la policía científica barcelonesa.
“Del timbo al tambo”
Luego de ser trasladada al centro médico barcelonés, y al realizarle la necropsia de ley a la infante, los galenos de guardia determinaron que la niña murió producto de un shock hipovolémico (cuando el volumen sanguíneo circulante disminuye y el corazón se vuelve incapaz de bombear suficiente sangre al cuerpo), producto del degollamiento y las otras heridas cortantes.
La bebé pesaba 2 kilos 200 gramos.
Manzano fue trasladada a Fiscalía antes de que se le emitiera privativa de libertad. Allí, la fiscal 16 interina auxiliar, Ingrid Vargas, señaló a la detenida como culpable de homicidio calificado con alevosía y motivos fútiles e innobles, cometidos en contra de un menor de edad. Después de esto, vuelve al hospital Razetti. Al salir del recinto, fue llevada hasta el Cicpc.
Sin embargo, de allí fue remitida a la Comandancia General de la Policía del estado Anzoátegui (Polianzoátegui), en Lechería, lugar donde permaneció desde el 31 de agosto de 2013 hasta el 31 de julio de 2014.
Segundo embarazo
Se conoció que, estando presa, la presunta homicida quedó embarazada de un funcionario de ese cuerpo policial.
Sin embargo, el director de Polianzoátegui, José Alexander Rivero, no confirmó esta versión.
Solo detalla que a la joven le fue otorgado un apostamiento policial (medida de protección) en la vivienda de su madre, ubicada en El Tigre, para que diera a luz.
Esta última medida estuvo a cargo del Tribunal de Primera Instancia Penal en Funciones de Juicio Nº 2 -del Circuito Judicial Penal del estado Anzoátegui-, a cargo de Alberto Valdez. La medida la logró la abogada de Manzano, Coralí Jaramillo.
Siguiendo huellas
El equipo de sucesos de El Norte se trasladó hasta el lugar del crimen para conversar con los familiares. Allí, una señora (que luego se comprobó que era pariente de la joven), solo se limitó a señalar que ese episodio ocurrió “hace muchos años”.
“No entiendo por qué tienen que estar recordando eso. Es mejor que dejen las cosas como están”, reclamó la dama.
Algunos vecinos, de manera visiblemente temerosos, dijeron recordar pocos detalles acerca de este crimen.
Al cierre de la edición, El Norte intentó conocer el paradero exacto de Reina María Manzano Quijada, para contactarla y conocer nuevamente su testimonio, pero fue infructuoso.
A la fecha, la joven aún permanece en la ciudad de El Tigre, a la espera de ser sentenciada por el asesinato de su bebé, mientras cría a su segundo hijo.
Medida basada en…
El Artículo 406 del Código Orgánico Procesal Penal, establece que quien cometa un homicidio contra un ascendente o descendiente de sí mismo, podría ser imputado a una pena de entre 28 y 30 años de cárcel

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post.

Deja un comentario : http://prodefensadelaeducaciontk.blogspot.com

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: