Fundación Pro-Defensa del Derecho a la Educación y la NIñez

septiembre 13, 2011

Convierten escuela invadida de Catia en recinto para la práctica de santería

Filed under: la voz que rompe el silencio, noticias — Etiquetas: — prodefensadelaeducacion @ 5:08 am
Credito: Últimas Noticias

.-Una situación irregular está viviendo la comunidad de Los Magallanes de Catia por la toma de un Simoncito de Catia, ubicado en el sector Los Girasoles.

Todo comenzó desde el pasado mes de marzo cuando la directora de la institución ordenó la desocupación del plantel luego de que un informe de los Bomberos Metropolitanos alertara sobre el peligro que corrían los niños con entre 1 y 5 años de edad por la inestabilidad del terreno, según informó Odalys Revollo, miembro de la comunidad organizada.

“Nos sorprendimos cuando vinimos a inspeccionar la escuela y vimos a la familia del jefe de seguridad del Hospital Los Magallanes de Catia mudada por completo al plantel. El señor supuestamente y que está resguardando la institución, pero se trajo hasta al perro. No se conforma con eso, sino que ha convertido el recinto en un lugar para practicar la brujería, ingerir bebidas alcohólicas y quien sabe qué cosa más harán aquí”, declaró.

Efectivamente, se improvisó un altar en un estructura que serviría como baños para las niñas. Los ocupantes se molestaron con la presencia de la prensa en la escuela, incluso amenazaron a los reporteros con que los santos “se los llevarían por las patas” si no dejaban de tomar fotos. “Ellos creen que está correcto lo que hacen. Nadie les ha dicho nada, aunque hemos acudido ante la dirección del hospital y al Ministerio de Salud, ente al cual está adscrito este plantel”, dijo Freymi Iriarte, representante de dos estudiantes del Simoncito.

En los alrededores del plantel, las continuas invasiones han contribuido a desestabilizar el terreno. “Tuvimos que desocupar tres aulas, la cocina y el viejo parquecito porque los cortes de tierra provocaron hundimientos. Ya teníamos bastante con que el techo se filtrara, las áreas de recreación estuvieran abandonadas, para que también se pusiera en peligro la vida de los niños. No queremos abandonar la lucha, no es justo que los niños tengan que ir a colegios lejanos a su comunidad. Eso crearía un precedente”, afirmó Nubia Guerrero, docente.

A %d blogueros les gusta esto: