Fundación Pro-Defensa del Derecho a la Educación

junio 4, 2011

CONSECUENCIAS DEL ACOSO ESCOLAR

El acoso no es un aspecto inofensivo del crecimiento. Puede causar un daño severo a la salud mental y física de víctimas, acosadores y de los niños testigos de la violencia.
Las víctimas pueden sufrir lesiones físicas, miedo y ansiedad. Su rendimiento escolar decae debido a que pueden faltar a la escuela o llegar tarde, y a los problemas para concentrarse en los estudios o la baja autoestima provocada por el acoso constante. Las víctimas de acoso pueden rechazar participar en actividades que implican a otros niños; pueden no hacer ninguna actividad social y comenzar a perder amistades. Suelen estar siempre ansiosos y deprimidos. El estrés al que se ven sometidos también afecta a su cuerpo…dolor de barriga…
Los acosadores tienen también probabilidades de tener problemas sociales que van a peor con el tiempo y pueden perdurar en la edad adulta. Por ejemplo, los estudios muestran que los adultos que han acosado a alguien durante su niñez tenían más probabilidades de tener antecedentes penales.
Los testigos. Los niños que simplemente observan este comportamiento también pueden verse afectados. Después de observar un incidente de este tipo, pueden sentir malestar emocional y pensar que la escuela no es un lugar seguro.

MALTRATADO Y MALTRATADOR

 

El maltrato entre iguales es un problema que existe en el ámbito social en general, ya que la intimidación de los agresores/as ocurre en contextos sociales. En este artículo hablaremos sobre un caso de un alumno de 8 años (3º de Primaria) que sufre acoso físico y verbal por parte de otro alumno de su misma clase. Este niño no se defiende porque en su casa se le ha enseñado eso de que “no se pega nunca”, además le preocupa que le castiguen los profesores/as. En cuanto al agresor, a pesar de que ya se ha hablado con sus padres y familiares, él seguía con las patadas, insultos, golpes…, ya que en su casa se le había educado en un ambiente de violencia y sus padres no hacían nada para solucionar el problema, y es más, se le animaba a maltratar a los demás y a defenderse mediante la fuerza física y agresión verbal, nunca a través del diálogo.
El niño maltratado y sus padres estaban martirizados, ya no sabían como abordar el problema. A continuación vamos a hablar los problemas de acoso escolar, sobre las consecuencias que pueden ocasionar y qué podemos hacer para acabar con una situación expuesta anteriormente.
Para empezar, es importante recordar que este caso de bulling o acoso escolar, de tipo físico y verbal, se produce en el colegio.
En primer lugar, vamos a hablar de los perfiles que pueden mostrar los participantes (agresores y víctimas)
-En este caso el tipo de agresor es el que agrede personalmente en relación directa con la víctima. Este agresor es de temperamento impulsivo o agresivo, con dificultad de controlar su ira. Es violento, autosuficiente, con tendencia a la psicopatía, con escasa conciencia moral de sus actos.
-En este caso, la víctima es pasiva, ya que sufre con resignación lo que le ocurre. La víctima suelen ser buenos alumnos, con muchos amigos y un buen rendimiento académico. Son nobles, educados y tienen buena relación con el resto de sus compañeros y profesores, lo cuál provoca celos y envidia en el agresor.
Los compañeros pueden tener constancia pero no hablan por miedo.

-El maltratador tiene consecuencias indeseables y ello supone para él/ella, un comportamiento cruel hacia otras relaciones sociales y ámbitos de convivencia.
-El maltratado puede desembocar en fracaso y dificultares escolares, niveles altos y continuos de ansiedad, insatisfacción, fobia a ir al colegio…

 

El acoso escolar significa un continuado maltrato que recibe un niño por parte de otro u otros. Con independencia de si este niño se queda paralizado o si aprende que resulta útil transformarse en alguien violento de esta forma pasa de ser la víctima a ser el verdugo. Aproximadamente, la mitad de los niños sometidos a violencia en la escuela quedan paralizados ante esa violencia, y esta situación llega a casos extremos, incluso al suicidio. La otra mitad, aprenden que la única forma de no ser víctimas es transformarse a su vez en un niño violento y convertirse en un maltratador.
Un porcentaje que llega al 25% de los niños que acosan a otros señala como causa del maltrato que practican lo hacen para que no les maltraten a ellos, es una forma de protegerse. Es decir, los niños en la escuela aprenden muy tempranamente que una buena manera de no recibir acoso es practicarlo contra otros, de esta forma evitan que se produzca contra ellos.

 
 

Educar no es jugar, ni entretener, es adquirir destrezas, acumular conocimientos, despertar inquietudes activas y aprender formas de convivencia que eviten el capricho del mal criado.

Cuando un niño comete un acto de indisciplina en el colegio, donde no conoce a fondo al profesor, es que en su casa está harto de hacer lo mismo pero allí le sonríen.
No es lo mismo inserción que reinserción y para reformar están los reformatorios, no los colegios. Cuando un alumno, con su actitud en clase, priva a otro de su derecho a la educación, está cometiendo un delito. Y hemos de “hacer algo” para proteger a los, muchos alumnos, que lo hacen bien.

 
 
Me resulta increíble que a estas alturas nos esté pasando esto en nuestras aulas españolas.Raro es el día que en los informativos no salga alguna noticia relacionada con el acoso escolar. Según las estadísticas de los profesionales, un 15% de los profesores se han sentido agredidos por alumnos, y confiesan que es una situación por la cual no se puede hacer nada…¿Lo créeis así? Se dice que el principal objetivo es humillar al docente , a parte de convertirse en el principal foco de atención de la clase y convertirse en el líder del colegio, ¿verdaderamente para ello es necesario emplear la violencia?

MEDIDAS EN ALICANTE

 
En relación al nuevo presunto caso de acoso escolar que se ha dado a conocer en Alicante, en primer lugar, quiero aplaudir la medida de la Fiscalía de dar a este caso el mismo tratamiento que se da a las víctimas de violencia de género, medida que venimos reivindicando desde hace tiempo.

Esta medida permitirá a la víctima sentirse protegida y favorecerá su recuperación al permitir que no se sienta en ningún modo responsable de lo sucedido, percepción que manifiestan muchas víctimas cuando son ellas las obligadas a huir.

De este modo podremos conseguir cambiar el patrón de valores y conductas de los agresores, puesto que las relaciones de acoso se aprenden desde edades tempranas y se instauran como patrones de interacción social.

 
EL ACOSO Y LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS.
El acoso escolar a través de nuevas tecnologías como el teléfono móvil o internet ha aumentado.

El acoso a través de mensajes de móvil es la práctica más corriente de “ciberbullying” según los registros de la organización, que atiende cerca de miles de llamadas al año.

Las páginas web, los blogs, el correo electrónico, las fotos digitales o los envíos en red son otros de los mecanismos utilizados para humillar.

Los chavales acosadores están más informados ahora y van con más cuidado, por lo que, en muchas ocasiones, en vez de mandar vídeos humillantes para sus víctimas a otros móviles, los cuelgan en internet desde cibers para que no les puedan coger, y de esta manera seguir torturando.

Antes se pasaba en clase el papel con una notita una amenaza, y ahora ha pasado a ser a través de las nuevas tecnologías.

Las nuevas tecnologías están llegando a los menores con dispositivos que les han proporcionado sus padres.

La persecución hacia los acosados se inicia en el centro educativo, pero se extiende al barrio y al ciberespacio.

También han aumentado los casos de acoso con connotaciones racistas, también afecta por ejemplo la orientación sexual, la religión…

Es necesario reeducar a los niños maltratadores e involucrar obligatoriamente a sus padres en el proceso.

 
 
 
Educar no es jugar, ni entretener, es adquirir destrezas, acumular conocimientos, despertar inquietudes activas y aprender formas de convivencia que eviten el capricho del mal criado.

Cuando un niño comete un acto de indisciplina en el colegio, donde no conoce a fondo al profesor, es que en su casa está harto de hacer lo mismo pero allí le sonríen.
No es lo mismo inserción que reinserción y para reformar están los reformatorios, no los colegios. Cuando un alumno, con su actitud en clase, priva a otro de su derecho a la educación, está cometiendo un delito. Y hemos de “hacer algo” para proteger a los, muchos alumnos, que lo hacen bien.

La realidad es que la cultura de los alumnos ha bajado hasta niveles alarmantes. Son poco trabajadores, tienen más información, pero menos formación; son más incultos, lo que inevitablemente los hace más inmaduros. Si los alumnos son más apáticos que nunca es debido a una educación equivocada. Muchos padres argumentan que los hijos lo tienen todo y por eso no valoran el esfuerzo que cuestan todas las cosas que valen la pena. Aunque la palabra NO todavía no ha desaparecido del vocabulario.
En educación lo que más cuesta no es poner límites sino mantenerlos con convencimiento. No debemos tener

 
DEFINICION

El acoso escolar (también conocido como hostigamiento escolar, matonaje escolar o, incluso, por su término inglés bullying) es cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico producido entre escolares de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado. Estadísticamente, el tipo de violencia dominante es el emocional y se da mayoritariamente en el aula y patio de los centros escolares. Los protagonistas de los casos de acoso escolar suelen ser niños y niñas en proceso de entrada en la adolescencia (12-13 años), siendo ligeramente mayor el porcentaje de niñas en el perfil de víctimas.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post.

Deja un comentario : http://prodefensadelaeducaciontk.blogspot.com

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: